Ante la llegada masiva de ciudadanos de otros países debido a conflictos armados o bélicos, la Comunidad Autónoma de Canarias y su Juventud tienen la responsabilidad y el deber de implicarse y tomar medidas para la ayuda, cuidado e integración de dichos ciudadanos. Una de las soluciones podría ser la implicación de los jóvenes desde los centros educativos, en los cuales alumnos con edades comprendidas entre 14 y 18 años debidamente organizados,  coordinados y supervisados por el equipo docente ayuden a la integración social-educativa de menores extranjeros no acompañados llegados a nuestras costa buscando un futuro mejor. Con ello lo que conseguiriamo sería, no sólo la correcta intregacion y acogida de esta comunidad sino el desarrollo de la empatía, solidaridad y participación de nuestros jóvenes canarios.

Javier Aguilar

Lanzarote

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies