Esta idea nace para disminuir los residuos generados por la humanidad, utilizarlos para generar nuevos ecosistemas y abarcar el 2o reto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (HAMBRE CERO). Se debe aprovechar le geografía de Canarias para cambiar los montes canarios y transformarlos en lugares habitados por personas a través de la agricultura ecológica, que sea sostenible con el medio y entorno. Para ello se ha de utilizar residuos de todo tipo (orgánicos, borras de café, naranjas, vegetales, cenizas de madera quemada) en los terrenos para observar mediante un análisis físico-químico si estos residuos pueden recuperar las propiedades del suelo al efecto de volver a ser utilizados en actividades como la agricultura, silvicultura, etc. y relacionar la alimentación de calidad que se produce en el sector rural, un medio cada vez más despoblado, debido al traslado de la población a la costa en busca de un trabajo bien remunerado que el campo actualmente no lo ofrece.
La idea se está llevando a cabo en 3 terrenos diferentes (2 en Tafira y 1 en Arucas) desde finales de abril y finalizaré a finales de octubre o principios de noviembre de 2018. La razón principal es regenerar suelos utilizando residuos que las personas desechamos, contribuyendo de esta manera a disminuir las grandes cantidades de residuos que están llevando a la contaminación de nuestro entorno y ambiente.
Todo lo anterior está orientado a implantarse en los bancales de la isla de Gran Canaria mediante la utilización de maquinaria sostenible con el medio (utilización de energías renovables), donde el conocimiento del agricultor es CLAVE para construir un medio mecánico que permita que el trabajo no sea tan rudimentario y duro como es el de ahora, aún teniendo medios mecánicos, pero que no tiene n en cuenta las necesidades específicas del agricultor y utilizando medios no convencionales para su funcionamiento (diésel). En este sentido, hay un gran trabajo por hacer en los montes de Gran Canaria, donde debemos relacionar los residuos, las nuevas tecnologías y la era de la transformación digital en el campo, permitiendo que éste se transforme como otros sectores e intentando poner fin a la era de los residuos insostenibles y darles un nuevo uso después de su vida útil. Para ello es necesario una selección selectiva de los residuos que se utilizarán en los terrenos para que éstos se descompongan, mejoren y nutran los suelos
.
Las claves del proyecto son: conseguir grandes cantidades de residuos debidamente seleccionados; nuevas tecnologías a implantar en el campo (máquinas de tamaño pequeño, eficientes y renovables); transporte de los residuos utilizando energías limpias; e infraestructuras sostenibles con el entorno (bancales, canalizaciones de agua, viviendas, etc…).

En el documento adjunto se explica de forma detallada el proceso para realizar la regeneración del suelo, con fotografías de la experiencia y el cartel.

Gonzalo Jiménez García

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies