El planeta, ese gran gigante que tanto abarca y que bien poco se le escucha…
Al escribir esta frase me he dado cuenta cómo La Tierra tiene tantas cosas en común con las personas.
Sin ir más lejos tanto en el mar cómo en las personas lo bonito está en el interior.
El problema es que sin saber cómo, pocas veces prestamos atención a estos dos aspectos.
Con el colectivo de las personas con discapacidad pasa algo similar, son parte de nosotros, de nuestra vida y no sabemos cuidarles y prestarles los medios que se merecen.
Y si unimos ambos problemas para solucionar un problema mayor?
Y si las personas que tienen algún tipo de discapacidad hacen valer sus capacidades para enseñar por los colegios y de manera dinámica mediante juegos y alguna posible excursión, lo que nuestro planeta necesita?
Nuestro planeta está contaminado a nivel físico, geológico, y en algunos aspectos socialmente también.
Cambiar y moldear la mente de los más pequeños puede favorecer a todo el planeta y a sus habitantes, el colegio brinda recursos y oportunidades para ello, como excursiones destinadas a conocer y cuidar nuestro entorno, plantando árboles, mejorando y disfrutando la calidad de nuestras costas o simplemente reciclando y reutilizando aquello que aparentemente ya no sirve.
Formando a los participantes de las jornadas por el medio ambiente e informando a los niños del archipiélago, nuestras islas gozarán en un futuro de un ecosistema puro como el corazón de los canarios que crecen vinculados a la igualdad y sentimiento de superación.

Cristian Medina

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies